Corresponsal en Marte…Episodio 2.5

Querido amigo en la tierra, agradezco que tomes parte de tu tiempo en tratar de entenderme, a veces ni yo mismo puedo hacerlo, pero si estoy seguro de que lo que expreso, lo hago de corazón y porque en realidad lo siento y creo en mis propias palabras.

Ahora bien, quiero agradecerles a todas las personas que en algún momento han querido saber algo sobre lo que han leído, o acerca de mí, sinceramente creo que ya tarde bastante en responder tu carta, así que he tomado la decisión de intentar estar más en contacto con todos y por esto abriré una cuenta de twitter a través de la cual quien así lo desee puede escribirme y cuestionarme lo que gusten. La pueden encontrar como @Corre_EnMarte.

Agradeciendo nuevamente a las personas que se tomaron el tiempo de leernos, de escribirnos y de pensar en nosotros, quiero responder por esta vía algunas de las cartas y mensajes que amablemente me hiciste llegar en el archivo adjunto.

Empecemos:

-Corresponsal en Marte, me encanto tu sentido del humor, apelando a este, me gustaría cuestionarte sobre 3 libros que hayan marcado tu vida, jajaja, saludos y espero te encuentres bien y que puedas contestar de mejor manera que la primera vez que escuche esta pregunta.

-Ya lo mencione con anterioridad, ¿Qué sería de la vida sin la risa? Respondiendo a tu pregunta uno de esos libros es la Biblia, no toda pero si algunos pasajes, jajajajaja; hablando más en serio uno de mis libros favoritos es “El Principito”, sin duda un texto que todos debemos tomar en nuestras manos al menos una vez en la vida.

Otro gran libro que llego a mis manos porque el destino así lo quiso, -sí, creo en el destino- es “Persona Normal”. Puede que en algún futuro explique el porque me marco, sin embargo te puedo recomendar que lo leas si tienes la posibilidad de hacerlo.

Para culminar con la mención de tres libros, sin dudarlo ni un minuto, “Momo” es otra de las grandes obras de la literatura mundial que me fascina, jamás nos debemos dejar atrapar por los hombres grises.

Espero esta respuesta satisfaga tu necesidad de respuestas y te plantee nuevas preguntas. Se despide de ti, tu amigo en la estrella.

-Corresponsal en Marte, te escribo estas líneas para saber cómo es que piensas, lo que dices, o es acaso que ¿en algún momento has consumido algún estupefaciente?

-Sí, lo digo con mucho orgullo; de donde yo vengo consideran al futbol como el opio del pueblo, por lo tanto yo soy un adicto a este opiáceo.

Desde mi perspectiva, no hay nada más bello que dejarse ir ante sus efectos, asistir a la tribuna, ver rodar el balón y como en alguna ocasión escribió Juan Villoro en uno de sus libros, “Un estadio es un buen sitio para tener un padre. El resto del mundo es un buen sitio para tener un hijo”.

Quiero aprovechar esta confesión sobre mi drogadicción para manifestar mi orgullo, pasión y cariño por los Pumas de la UNAM. Equipo al que desde pequeño vi en su cancha acompañado por mi padre.

Deseo de todo corazón que mi respuesta te lleve a esta droga sana, ya sea practicando el bello arte de correr tras un balón, o a lo mejor asistiendo a apoyar a algún equipo en compañía de tus seres queridos como yo lo he hecho en una infinidad de ocasiones; esta última opción me ha brindado la dicha de cosechar grandes amigos, anécdotas y me ha marcado de por vida viendo a mi equipo, ganar, empatar y perder, de eso creo que también se trata la vida. Gracias por escribirme y darme la oportunidad de mencionar todo lo que ya te he escrito, a mi regreso espero que vayamos al futbol juntos.

Sra. Nitro– Corresponsal en Marte: Muy buenas tardes, o noches o ¿qué hora es por allá?

Bueno, espero entienda que es algo confuso escribir una carta para alguien que vive no en otro estado, ni otro país, sino en otro planeta, literal. Es casi increíble que de verdad haya decidido irse, dejar a su familia, ¿Tiene familia?

Es difícil porque apenas si yo he viajado una vez en avión a ver a mi familia de Hermosillo. ¿Conoce Hermosillo? Qué calor, corresponsal en Marte, ¿En Marte hace calor?

Bueno, el motivo de esta carta es porque quiero pedirle un gran favor. ¡No regrese! No de vuelta ni mire para atrás, en todo caso, busque una solución a esta enorme pobreza que abunda en la Tierra. Desconozco hace cuántos años que usted dejó la vida terrenal, pero créame, no estará feliz si regresa. Le pido de favor que busque sembradíos, agua, mucha agua limpia, comida, vida. Busque cómo vivir tranquilo, ¿Usted está tranquilo? ¿Le tiene miedo a algo o a alguien en ese lugar?

Esta Tierra está marchita

 ¿Recuerda a las jirafas? Ya no existen, ni qué decir de los elefantes, todos muertos por el marfil, maldita humanidad insaciable. ¿Alguna vez vio una ballena? Hace meses que no se ve ni una, hasta el atún está dejando de alimentarnos. Los terremotos son cada vez más frecuentes, los tsurimis como le dice una señora de la tele, arrasan con todo y con todos. Y ni hablar del humano, ese, ese señor corresponsal en Marte, ese me atemoriza más que cualquier temblor. ¿Puede creer que los niños entran a sus escuelas y matan a sus compañeros, maestros y a ellos mismos? Que hay niños que violan otros niños, mujeres a diario desaparecidas y hombres calcinados con ácido, ¡con ácido!

Señor corresponsal en Marte, el favor que le pido no es para mí, es para mi único hijo, llévelo con usted, que ya no puedo ver el mundo en el que está creciendo, que ya no puedo sonreír sin temer que me lo roben, me lo desaparezcan o me lo calcinen. Llévelo, enséñele que así como algún día un hombre empezó en la nada, ustedes pueden vivir tranquilos. ¿O acaso cree que la finalidad del humano es desaparecer?

-Mi muy estimada Sra.  Nitro, me entristece de sobremanera leer lo mal que se encuentra la tierra, la deje hace ya bastante tiempo y jamás pensé que las cosas empeorarían; ahora bien, respondiendo a tus preguntas una a una te puedo decir que tal y como lo exprese hace unas semanas en el dialogo que emprendí con mi amigo en la tierra, considero a todos quienes piensan en mi parte de mi familia, sin embargo y creo que entendiendo más a fondo tu pregunta, la respuesta es sí, yo tengo una familia a la cual extraño muchísimo y la cual estoy seguro que piensan en mi todos los días y que muy pronto nos volveremos a ver, por eso mismo yo jamás he estado solo en la estrella.

El viaje hacia este lugar no sé con que compararlo, ni puedo cuantificar el tiempo que me llevo llegar a esta estrella la cual llamo casa, no pude conocer toda la república y Hermosillo es uno de los sitios que aun desconozco, por lo que leo en tu amable carta entiendo que es uno de los lugares más cálidos de México, espero y lo sea por el amable y grato trato de las personas que radican en dicha ciudad; aquí en Marte el clima es agradable en todo sentido, desconozco si esto se debe a los amplios espacios, a que el ambiente en donde paso la mayor parte del tiempo, se encuentra climatizada y controlada por alguien desde la Tierra; te imaginas? Alguien en la tierra decide si debo sentir calor o frio, ahora que lo pienso como un botón puede afectar a una vida.

Por primera vez hablare de un tipo de soledad aquí en la estrella, no sé cómo explicarlo así que simplemente lo escribiré tal cual lo pienso, el miedo más grande que tengo aquí es el pensar que nadie piensa en mí, el miedo a pensar que todos me han olvidado, el miedo a quien controla el botón del clima no se presente a trabajar y pase frio o calor, todo depende como lo haya dejado la noche anterior a su falta, sinceramente mis miedos van más enfocados a los pensamientos y a lo mejor a las alteraciones que pueda tener en mi modus vivendi; espero haberme dado a entender aunque como siempre lo he dicho, a veces ni siquiera yo me entiendo.

Ahora a la sección de ciencias naturales, aún recuerdo las jirafas, los elefantes, los lémures, los pandas y más animales que pude conocer gracias al majestuoso zoológico de Chapultepec, las ballenas jamás las conocí, ni cuando Keiko vivía en Reino Aventura, conocí el parque hasta que se volvió Six Flags.

Respondiendo tu última pregunta, creo que el hombre desde que se dio cuenta del poder que cada uno tiene quiso imponerse a los otros hombres, lamentablemente muchas personas no entienden que el poder debe unirse para ser tal, debe ser un único poder y no muchos, debe ser una unidad de muchos hombres conviviendo, coexistiendo, compartiendo y dándose cuenta que el hombre, la naturaleza, los recursos y todo lo que se encuentra en la tierra debe ser preservado para entregarlo a quienes vienen detrás de nosotros, a ellos debemos cuidarlos, enseñarles, guiarles en el camino del bien y de la felicidad, debemos mostrarle lo que hicimos bien y mal, debemos enseñarlos a no cometer nuestros mismos errores, porque ellos en algún momento serán nosotros y tendrán a alguien detrás a quien enseñarles todo lo que ya explique y lo que ellos mismos hayan aprendido en su andar por la tierra.

Señora Nitro. Quiero agradecer el tiempo que tomo para escribirme esta carta, agradezco el que me haya hecho pensar y darme cuenta de tantas cosas, agradezco el que me siga demostrando que no estoy solo, espero regresar pronto a casa y poder invitarle una cerveza al menos, también estoy ansioso de que se me ponga al dia de los acontecimientos mundiales.

Desde ya, la considero mi amiga y espero acepta esta solicitud de amistad que le envió desde la lejanía de la estrella que habito, me despido esperando todo mejore en un futuro cercano. Tan pronto me lo permitan a mi regreso, la contactare para degustar la cerveza que ya le prometí. Saludos y nos vemos pronto.

QUERIDOS AMIGOS, ENVIO ESTAS RESPUESTAS TEMPORALMENTE, PORQUE LA CONEXIÓN AQUÍ EN LA ESTRELLA NO HA SIDO LA MEJOR DURANTE LOS ULTIMOS DIAS.

Postdata: no se olviden de mí, como yo no me olvido de ustedes

 

 

A %d blogueros les gusta esto: